martes, 22 de diciembre de 2009

SIGUEN ESPERANDO

La historia de Molly es una de esas historias tan tristes que se te empaña la vista sólo con recordarla.

A Molly la vi por primera vez en el mes de julio, una madrugada que no podía dormir y me asomé por la ventana buscando un poco de aire fresco, encontrando algo muy desagradable: Molly estaba buscando algo de comida en una obra abandonada que hay enfrente de casa, tan débil que no se sostenía de pie, la pobre iba tambaleándose, nunca olvidaré esa imagen. Bajé corriendo para intentar cogerla y meterla en casa, con comida y agua, pero en cuanto me vio a 1 kilómetro de ella, salió corriendo, y lo que es peor, CHILLANDO.
No la volví a ver en varias semanas, a pesar de buscarla por todos lados, hasta que un día localicé la zona por la que se movía y empecé a llevarle comida. Cada día Molly se comía (cuando nadie la veía) 2 kilos de pienso y se bebía 3 litros de agua. Desde julio, mi novio y yo hemos estado yendo cada noche a llevarle comida y agua y con el tiempo hemos ido viendo su mejoría.
Nunca me dejó acecarme a ella, y mi angustia iba de mal en peor, porque la perrera estaba avisada por innumerables vecinos, y hace unas semanas Molly entró en celo y llevaba con ella 2 perros vagabundos siempre, y yo no podría soportar que tuviera una camada en la calle.

Hasta que el domingo ocurrió el milagro: por primera vez sentí el tacto de Molly, después de 6 meses intentando ponerla a salvo. Después de las lluvias, cuando me vio aparecer con comida blanda, sus compañeros vinieron a mí, y ella también se animó por fin, con suerte pude ponerle el collar que le había compardo tanto tiempo atrás y acariciarla.
Como en casa no puedo meter más animales, la llevé a ella y a sus 2 amigos a una residencia, y ahora estamos buscando familias o casas de acogida para ellos, porque los gastos me van a desbordar, pero mi conciencia no me permitía llevarme a Molly y dejar a los otros 2 en la calle.

Así que os presento a los 3:

Molly: Mi preciosa mastina española (en honor a la insumergible Molly Brown del Titanic). Le calculamos unos 2 años como mucho y creo que por lo menos lleva 1 en la calle. Es una nena suuuperbuena, muy paciente y serena, tranquila como ella sóla. Genial con otros perros. Con gatos no lo sé de momento. Le calculo entre 40-50 kilos, pero engordará más, porque está un poco delgadita todavía. Ha dado negativo en leishmania y filaria, así que genial!.

Tango: es un macho mestizo, parece que de Dogo. Es supermiedoso. Es muy muy bueno y noble y tb se lleva muy bien con otros perros. Pesa 35 kilos (está delgadito todavía), mide al hombro 65 cm y es muy jovencito. Calculamos que sobre 1 año y medio. Adora a Molly.

Chisco: el medianete de la manada. Es un mestizo de Golden. Apenas llega a 1 año de edad. Es un cachorrón todavía!! Pesa 16 kilos y mide al hombro unos 50 cm. Es juguetón y activo, ideal para estar con niños.

Por favor, pido máxima difusión y ayuda para encontrar familias y/o acogidas.

Están en Murcia.

Contacto: Nieves

escila83@hotmail.com

No hay comentarios: